“La Viuda alegre” se estrenará este martes para un público que deberá tener tapabocas y llenará el 75% del aforo de la Casa de la ópera en la ciudad australiana.

La Ópera de Sídney dio este sábado los toques finales para preparar lo que se anuncia como un deslumbrante espectáculo, al presentar por primera vez desde marzo una ópera con asistencia de público. (Le puede interesar: Murió Carlos do Carmo, reconocida voz del fado)

La Viuda alegre se estrenará el martes para un público que deberá tener tapabocas y llenará el 75% del aforo de la Casa de la ópera, como una señal de esperanza para la industria de las artes escénicas, que se encuentra paralizada por la pandemia, dijo a AFP Lyndon Terracini, el director artístico.

“Regresar al teatro fue un momento muy emotivo para todos los participantes”, dijo.

“Creo que a lo largo de este año, otros teatros de ópera abrirán muy pronto y la gente volverá al teatro con un sentido de esperanza”. (Le recomendamos: Armando Manzanero, el alma romántica de América Latina)

Gracias al éxito de Australia en la supresión del virus, se ha permitido durante meses la asistencia de público en el interior de lugares cerrados, incluida la Ópera de Sídney, en la ciudad más poblada del país.

Pero cuando los artistas están preparado su noche de estreno, un brote en la ciudad obligó a las autoridades a endurecer las restricciones. Por eso, se decretó que se deberán usar mascarilla en el transporte público y en muchos lugares cerrados a partir de la medianoche del sábado. (Lea también: RBD, un canto al pasado)