Nacido en 1939 en Lisboa, este artista fue uno de los fadistas más reconocidos en todo el mundo y en 2014 se convirtió en el primer portugués en recibir un Grammy.

El fadista Carlos do Carmo, el primer portugués en recibir un Grammy e intérprete de algunos de los clásicos de la canción portuguesa, falleció este viernes a los 81 años en un hospital de Lisboa a consecuencia de un aneurisma. (Le puede interesar: Armando Manzanero, el alma romántica de América Latina)

Fuentes familiares confirmaron a medios locales el deceso, un día después de que fuera ingresado en Lisboa el artista, que inmortalizó temas como Lisboa, menina e moça, o Os putos.

Nacido en 1939 en Lisboa, Carlos do Carmo era uno de los fadistas más reconocidos en todo el mundo y en 2014 se convirtió en el primer portugués en recibir un Grammy, cuando fue galardonado con un Grammy Latino por sus 50 años de carrera. (Lea también: RBD, un canto al pasado)

Hijo de una de las mayores “reinas del fado”, la desaparecida Lucília do Carmo, Carlos lanzó en 1963 un disco sencillo llamado Loucura, que le consagró en la música y le abrió las puertas del espectáculo a nivel internacional.